Código Ético

Aprobado en la Asamblea del 16 de febrero de 2019

Principios de funcionamiento y naturaleza de la candidatura

  • Adelante Sevilla es una candidatura municipalista compuesta por personas, colectivos y organizaciones políticas.
  • La Asamblea es el máximo órgano de decisión, serán públicas y abiertas.
  • Las tomas de decisiones se realizarán por el principio de consenso.
  • Se partirá de un principio de confianza, se asumirá la rendición de cuentas, revocación de cargos y responsabilidad colectiva, así como principios de paridad y equidad
  • Adelante Sevilla es un espacio de construcción política municipalista de abajo a arriba y descentralizada, priorizando la presencia en los barrios y diferentes
  • Se buscará la máxima participación, a través de diferentes sistemas, métodos y herramientas que lo faciliten, como participación virtual, accesibilidad, lenguaje,….
  • Se basará en la defensa de los cuidados y los principios recogidos en el código ético.

 

1. Principios políticos

Las personas que participan en Adelante Sevilla consideramos que el ejercicio de la política se trata de un compromiso con vocación de servicio público con el objetivo de, mediante la acción colectiva, alcanzar una sociedad más justa, más ética y más solidaria. En consecuencia las  personas que participamos en Adelante Sevilla aceptan, comparten y respetan los siguientes  Principios Ético-Políticos.

El deterioro de las condiciones de vida y trabajo de la mayoría social, y especialmente de las clases trabajadoras y las clases populares, es consecuencia de las políticas neoliberales diseñadas por la oligarquía y aplicadas por los gobiernos central, autonómica y municipal. En  los últimos años, los costes de la crisis se han concentrado en “la gente de la calle” (personas trabajadoras, autónomas y pequeñas empresas), mientras que las políticas públicas han beneficiado a los grandes lobbies financieros, inmobiliarios y turísticos.

La crisis del régimen político del 78 es el resultado, entre otros factores además de los internos, de la presión ciudadana, la movilización y las luchas populares emprendidas contra esas políticas sobre todo a partir del 15 de Mayo de 2011: mareas, PAH, huelgas generales, marchas de la dignidad y el movimiento feminista, la huelga del 8M o la lucha por las  pensiones.

La continuación de esas luchas es posible mediante su traducción en forma de opción electoral que aspire a acceder a las instituciones de gobierno, enfrentando la crisis del régimen y buscando una salida popular a la crisis económica y haciendo de barrera al auge de la derecha y la extrema derecha en las instituciones.

Las personas que participen en la candidatura municipalista de Adelante Sevilla se comprometen a trabajar por revertir esta situación y promover a nivel municipal una economía social y sostenible, al servicio de las generaciones presentes y de las que vendrán. La  transición hacia una nueva economía exige nuevas formas de trabajar, de producir, de consumir, de distribuir y de vivir en comunidad.

La mejora de las condiciones de vida y trabajo exige una acción política que supere la actual  crisis del régimen político del 78, acabe con las viejas fórmulas partidarias del “bipartidismo” 28 que han llevado al descontento y a la abstención de la izquierda. Hace falta una transformación social mediante otra forma de hacer política.

Otra forma de hacer política solo será posible si cambiamos las reglas del juego: las instituciones deben responder a la voluntad de la población y no a los intereses de los grandes poderes económicos o de unos gobernantes acostumbrados a trabajar a puerta cerrada.

El acceso a las instituciones municipales, por la vía de las próximas elecciones, de una fuerza  social basada en el ejercicio soberano del poder por parte del pueblo, favorecerá la aparición de un municipalismo dirigido y protagonizado por la ciudadanía que no se replegará en lo local, sino que abrirá un auténtico proceso constituyente que aspira a incidir mucho más allá de la elección de los gobiernos locales.

Constituido como parte de un movimiento municipalista más amplio, este nuevo sujeto político se entiende como un instrumento para quitarle poder a las instituciones y a quienes ocupan o comparten ese poder para devolvérselo a su legítimo depositario: el pueblo.

La soberanía popular es inseparable de la democracia que se ejerce mediante la participación directa, libre, igualitaria, abierta y voluntaria de toda la ciudadanía en espacios de debate, toma  de decisión y ejecución de las políticas públicas municipales.

El ejercicio democrático de la soberanía popular a nivel municipal exige la existencia de espacios de deliberación y toma de decisiones –asambleas que hagan posible la participación presencial accesible a toda la comunidad. El uso imprescindible de medios de participación virtual será siempre un apoyo a ésta forma de participación.

 

2. Preámbulo

El presente documento nace con la voluntad de ser un paso adelante en la necesaria revolución democrática que actualmente necesitamos en nuestro ámbito. Este documento recoge un código de prácticas y acciones concretas que las personas que ocupen cargos electos y de libre designación deberán cumplir para asegurar una gestión política  comprometida y cercana a la ciudadanía, con mecanismos eficaces de transparencia en la financiación y rendición de cuentas, democráticos y populares, y con espacios reales de participación y decisión de la ciudadanía en los asuntos públicos. También se plantean diversos  compromisos y medidas que tienen como objetivo garantizar que todos puedan dedicar el  tiempo necesario a la gestión política y a las funciones públicas y, al mismo tiempo, acabar con  los privilegios de los que, durante muchos años, ha disfrutado buena parte de los políticos, y que han provocado un grave alejamiento de los intereses de la ciudadanía.

Este compromiso de ética política parte de la confianza y el compromiso que Adelante Sevilla mantiene con las personas que ocuparán un cargo de responsabilidad pública, además de significar un mecanismo de apoyo, supervisión y control a su tarea. Las personas que ocupen 19 cargos públicos bajo el mandato de este código de ética política, se comprometen también a impulsar los instrumentos y mecanismos legales necesarios para que estos principios éticos se conviertan en norma obligatoria para todos en la administración municipal.

Adelante Sevilla trabajará en un reglamento que concrete y haga operativos los principios del código ético. Los principios recogidos en este código ético comprometen a todas las personas que ocupen cargos electos, de libre designación y gerenciales, tanto del Ayuntamiento como de las otras instituciones metropolitanas —públicas y semipúblicas— donde el Ayuntamiento tiene participación financiera, y en los espacios de toma de decisiones así como a cualquier portavocía designado por la Asamblea de Adelante Sevilla.

Todas estas personas en Adelante Sevilla se comprometen a:

  • Defender la aplicación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, pactos sociales, civiles y políticos de todas las personas, principios fundamentales de la democracia. Además se defenderá la Declaración Universal de los Derechos del niño y la niña, Animales y la Carta de la Tierra.
  • Además promoveremos la participación ciudadana en la elaboración y ejecución de las políticas que se desarrollan en las instituciones y en las calles en defensa de los intereses de la clase trabajadora, la economía social y el bien común
  • No formaremos parte de gobiernos que incluyan a trásfugas que se hayan salido de otras fuerzas políticas y tampoco apoyaremos ninguna formación de grupos nuevos en los que participen.
  • Nuestra seña de identidad será la defensa y la práctica de la honestidad y la transparencia por ser éste un requisito básico de una organización política transformadora y de una sociedad realmente democrática.
  • Denunciaremos ante la Fiscalía y colaboraremos con la justicia aportando cualquier prueba de corrupción que conozcamos en el ejercicio de nuestras responsabilidades como cargos públicos.

 

3. Democratización de la representación política, fiscalización y rendición de cuentas

3.1 Defender lo establecido en el programa político de la candidatura y actuar como representantes, obligados a seguir las decisiones tomadas en los mecanismos  democráticos y abiertos a toda la población que fijen los grupos de trabajo y las asambleas, promoviendo la corresponsabilidad política de todos y todas.

3.2 Hacer públicas sus agendas, para hacer visible con quién se reúnen y los temas que se tratan. Se harán públicos también las órdenes del día y las actas de las reuniones.

3.3 Declarar todos los bienes e ingresos económicos y patrimoniales al ser elegidas/os cargos públicos, personal técnico o administrativo, comunicando cualquier variación de dichas fuentes una vez se produzcan. Al final del mandato, deberá hacerse una declaración pública en nuestro portal (atendiendo a criterios de privacidad) informando de la variaciones patrimoniales durante el ejercicio del cargo. Además se facilitarán todos aquellos datos necesarios para la detección de posibles conflictos de intereses y la elaboración de auditorías ciudadanas. Este compromiso se extenderá a los años siguientes a su salida de la función pública. Se elaborara un documento común para todas las personas del grupo municipalista Adelante Sevilla.

3.4 Estableceremos criterios objetivos públicos y de transparencia en la contratación de 18 personal técnico y de confianza.

3.5 Rendir cuentas de sus actuaciones ante la ciudadanía al menos una vez al año o a  petición expresa de la Asamblea, mediante instrumentos presenciales y virtuales, asamblearios, democráticos y abiertos a todos de ámbito sectorial o de zona  (ciudad, barrio o distrito). La información se presentará siempre en unos formatos que permita trabajarla.

3.6 Aceptar la censura (y revocación, en su caso) de concejales/as y cargos de libre designación por mala gestión o por incumplimiento flagrante y no justificado del programa. Para que esto sea posible, se establecerán mecanismos de garantía y evaluación de la gestión de las personas con cargos públicos de la candidatura, y la ciudadanía tendrá el derecho y el deber de participar activamente en el control y  seguimiento de la labor de los cargos públicos para garantizar una correcta y  honesta aplicación de este principio.

3.7 No intervenir en asuntos en los que haya un interés personal o familiar. No usar información relevante derivada de su cargo, ni en el momento de su desempeño ni  posteriormente, que le beneficien directa o indirectamente.

3.8 No acceder durante un periodo, mínimo de 5 años, a cargos de responsabilidad retribuida en empresas creadas, reguladas o supervisadas, dentro del ámbito y/o sector donde ha desarrollado su función representativa. En ningún caso se ocuparán cargos en los consejos de administración de éstas. Adelante Sevilla se compromete a denunciar públicamente las actuaciones especificadas en los apartados 3.7 y 3.8 en el caso de tener  conocimiento de que se produzcan.

3.9 Mantener un contacto habitual con colectivos sociales de la ciudad, garantizar el espacio necesario en sus agendas para atenderlos y dar respuestas a sus propuestas, y tener presentes a la hora de tomar decisiones los informes de las  personas de la administración que trabajen con estos colectivos.

3.10 Se garantizará la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones  relevantes y en el posicionamiento político de la candidatura sobre temas estratégicos y proyectos de impacto social, ambiental o urbanístico en la ciudad, distritos o barrios, teniendo en cuenta los principios de subsidiariedad y solidaridad. Todas las personas que ocupen cargos electos y de designación se comprometen a impulsar y apoyar todas las iniciativas ciudadanas propuestas en el marco de la candidatura (a escala de barrio, distrito o ciudad). Para investiduras, moción de censura o de confianza, presupuestos y ordenanzas fiscales se realizaran consultas vinculantes.

3.11 Abstenerse de aceptar o suscribir pactos con otras fuerzas políticas que no hayan sido aprobados por Adelante Sevilla en consulta democrática a su censo.

3.12 Promover el carácter laico de las instituciones, no participando públicamente como cargo público en cualquier celebración de carácter religioso.

 

4. Financiación, transparencia y gestión de los gastos 

4.1 Ser transparente en su gestión, publicando desagregados todos los datos referentes a los ingresos y gastos, que gestionará mediante entidades de economía social y solidaria.

4.2 Poner un tope máximo a las donaciones recibidas de personas y entidades privadas

4.3 La renuncia explícita a los créditos y financiación bancaria y a las donaciones de particulares que puedan coartar la independencia política de la candidatura. La candidatura tendrá un compromiso explícito de trabajar con las instituciones de la banca ética para garantizar su independencia y la coherencia con su programa.

4.4 Apostar claramente por una limitación drástica del gasto en campaña electoral.

4.5 Fomentar el micro mecenazgo finalista, es decir, el pequeño mecenazgo destinado a acciones y necesidades concretas.

4.6 No utilizar fundaciones o entidades jurídicas para financiarse con recursos y  mecanismos poco transparentes, y con objetivos diferentes a los de la candidatura.

4.7 Promover sanciones administrativas y penales efectivas en caso de financiación irregular.

4.8 La candidatura hará un uso de la financiación coherente con este código ético y sus valores, realizando aportaciones puntuales y finalistas encaminadas a fortalecer el  tejido asociativo (sin generar dependencias o clientelismos).

 

5. Profesionalización de la política, supresión de privilegios y medidas contra la corrupción

Las personas con cargos electos, gerenciales y de libre designación se comprometen a:

5.1. Combatir y renunciar a cualquier privilegio económico o material derivado de forma directa o  indirecta de la condición de representante y desde la responsabilidad como cargo público. Separar radicalmente los intereses patrimoniales personales de la actuación  pública y nunca utilizar la información recibida o conocida como consecuencia del ejercicio de cargo público para favorecer intereses privados propios o ajenos.

Defenderemos y practicaremos el uso social y éticamente responsable de los medios y herramientas que el Ayuntamiento ponga a disposición de los grupos municipales y cargos electos.

En relación a las invitaciones a eventos o celebraciones, serán los órganos de la confluencia los que estipulen la asistencia o no a dichos eventos, así como los objetivos que se quieran alcanzar

5.2. No duplicar cargos en las instituciones, salvo aquellos vinculados a su condición de concejal/a.

5.3. No duplicar sueldos ni cobrar remuneraciones extras para asistir a reuniones.

5.4. Establecer un máximo de 2.000 euros como salario neto mensual en pagas, entendiendo que esta retribución garantiza unas condiciones dignas para ejercer las responsabilidades y funciones que suponen el cargo asumido.

5.5. Todas las personas que ejerzan cargos públicos, así como el personal técnico y  administrativo del Grupo Municipal, donarán los excedentes de sueldo atendiendo a un protocolo que establezca la Asamblea de Adelante Sevilla, teniendo en cuenta la pluralidad política y social de la candidatura.

5.6. Trabajar activamente por el proyecto municipalista, más allá de las  responsabilidades derivadas de las funciones del grupo municipal y de las labores institucionales, dando el apoyo técnico y organizativo necesario a los órganos de la  confluencia (coordinadora y asamblea).

5.7. Limitar la permanencia a dos legislaturas completas en un cargo electo institucional o de libre designación.

5.8. Se deberá renunciar al cargo o a cualquier candidatura en caso de ser procesado/a por delitos de corrupción, económicos o urbanísticos, salvo que la asamblea decida su expresa ratificación mediante acuerdo motivado que será públicamente explicado a la ciudadanía.

La confluencia se declara espacio libre de machismo, racismo y homofobia. Se elaborará un protocolo de prevención y respuesta ante este tipo de conductas, con cauces e instrumentos que garanticen la separación de la confluencia de quien pudiera protagonizarlas. El protocolo regulará asimismo medidas frente a conductas contrarias a los derechos de los y las trabajadoras y la infancia.

5.9. Compromiso a recibir formación y capacitación permanente para el correcto  desempeño del cargo.

5.10. Impulsar y desarrollar mecanismos para la conciliación entre la vida laboral, la  política y la familiar.

5.11. Fomentar en nuestros ámbitos de decisión un clima laboral de respeto y responsabilidad.

5.12. Se aprobará por la Asamblea un protocolo de funcionamiento del grupo municipal que afectará tanto a los cargos públicos electos, así como el personal técnico y administrativo. Dicho protocolo contemplará un código de buenas prácticas de obligado cumplimiento.

 

6. Principio de cooperación y confluencia

Respecto a la cooperación con otros colectivos e instituciones

6.1 Confluencia, respeto e inclusividad. De acuerdo a los espacios políticos comunes, de confluencia, encuentro y respeto, que son la base viva de la cooperación política y deben serlo también de la participación social en las instituciones.

6.2 Principios de promoción, de no suplantación, cooperación y sostenibilidad. Se favorecerá de modo activo el desarrollo de instrumentos y espacios de cooperación sostenibles en los territorios, así como el funcionamiento de los ya existentes.

 

7. Principio de democracia interna

7.1 Nos organizamos de forma Democrática en lo interno, desarrollando mecanismos para garantizar la participación de las personas vinculadas o no a organizaciones sociales y políticas, defendiendo la pluralidad y la diversidad.

7.2 Cualquier cargo público y técnico de Adelante Sevilla será elegido de forma democrática como estipule la Asamblea.

 

8. Principio de elaboración colectiva y consenso

Se buscará un ambiente de trabajo que facilite la elaboración colectiva en los que los procesos de debate no se polaricen en torno a dinámicas de confrontación, promoviendo consensos entre las distintas aportaciones, para que la mayoría de sensibilidades e identidades integradas en Adelante Sevilla puedan sentirse reflejadas. De esta manera en los espacios de trabajo y de decisión de la confluencia, el consenso será el principio básico de operatividad, los asuntos en  los que no se pueda alcanzar, se someterán a votación solo si existe consenso sobre ello. Pasándose cuando no lo haya, a espacios más plurales de deliberación y decisión colectiva.

 

9. Principio de paridad

9.1 Adelante Sevilla garantiza en los procesos de elección internos y en las candidaturas, que sean paritarias. Los criterios de paridad se aplicarán para  compensar a los géneros desfavorecidos, nunca a la inversa.

9.2 Adelante Sevilla promoverá y asumirá de manera transversal los discursos, las lógicas  y las prácticas ecofeministas.

 

10. Principio de coherencia

Los posicionamientos, votaciones y actitudes, dentro y fuera de las instituciones deben ser coherentes con nuestro programa electoral y con la orientación y acuerdos recogidos en las deliberaciones de las Asambleas.