Adelante alerta de que “este próximo domingo más de 200 personas pueden verse de nuevo en la calle y sin ningún tipo de ayuda”

Sandra Heredia y Eva Oliva, quienes han visitado esta semana a las personas sin hogar que pernoctan en las instalaciones municipales de Ifni, instan al gobierno municipal a mantener los recursos extraordinarios de atención al colectivo

Las personas sin hogar que se alojan en las instalaciones de Ifni han elaborado una lista de peticiones dirigidas a las autoridades en las que reclaman más recursos para la atención al propio colectivo

La declaración del estado de emergencia y la estrategia de confinamiento para controlar el impacto de la pandemia ha revelado que en la ciudad de Sevilla hay, como mínimo, hasta un 50% más de personas sin hogar de las que el propio Ayuntamiento contabilizaba. Esta semana Sandra Heredia y Eva Oliva, ediles de Adelante Sevilla, han visitado a las personas en situación de calle que desde la declaración del estado de alarma han podido pernoctar en las instalaciones municipales de Ifni, que se abrieron excepcionalmente para atender a este colectivo y que, sin embargo, cerrarán sus puertas este domingo, devolviendo a la precaria situación en la que vivían a decenas de personas. El gobierno municipal también prevé cerrar a lo largo de la próxima semana el pabellón ubicado en la Avenida de la Paz que se habilitó también excepcionalmente para atender a este colectivo.

Sandra Heredia lamenta “la decisión del gobierno municipal de cerrar estas instalaciones y de no ofrecer ninguna alternativa a las cientos de personas que se van a ver obligadas a vivir de nuevo en plena calle”. La edil explica que “esta emergencia sanitaria ha puesto al descubierto que los conteos realizados por el gobierno municipal para determinar cuántas personas sin hogar había en nuestra ciudad eran totalmente erróneos y minusvaloraban el problema existente en Sevilla”. Heredia señala que “frente a las 444 personas que, según el gobierno, estaban en situación de calle, la realidad nos ha demostrado que, como mínimo, en Sevilla hay entre 600 y 700 personas sin hogar, pudiendo llegar esta cifra hasta el millar y duplicar la cantidad oficial, según otras estimaciones”.

En la misma línea se ha manifestado la también edil Eva Oliva, quien cree que “el gobierno municipal no puede dejar así como así, de la noche a la mañana, a cientos de personas abandonadas a su suerte en las calles”. Oliva recuerda que “antes del inicio de la pandemia el Ayuntamiento solo ofrecía 400 plazas en albergues, con la excusa de que, según sus estimaciones, en nuestra ciudad solo había 444 personas sin hogar”. Oliva explica que “tal y como nos han explicado los propios trabajadores y trabajadoras que atienden al colectivo, durante estos últimos meses se ha echado mucho de menos que este colectivo vulnerable no dispusiera de atención psicológica, no solo para afrontar el confinamiento, sino para preparar el fin del mismo”.

Peticiones del propio colectivo de personas sin hogar

Sandra Heredia y Eva Oliva, durante la visita que realizaron a las instalaciones de Ifni, pudieron entrevistarse con varios portavoces del colectivo de personas sin hogar, quienes trasladaron a las ediles sus propias reivindicaciones. Como explica Sandra Heredia, “las personas sin hogar se están organizando y denuncian que el actual sistema de atención no proporciona itinerarios reales que les permitan acceder a un trabajo estable, a una vivienda digna y poder llevar una vida normal, como todas las personas merecemos”. Heredia también señala que “el propio colectivo lamenta el mal estado de los albergues y la excesiva burocratización para poder acceder a estos recursos”. Heredia también apunta que “entre las demandas del propio colectivo de personas sin hogar también se incluye la petición de una atención específica a las mujeres que están en situación de calle, que sufren una mayor vulnerabilidad y que en muchos casos, por desgracia, también sufren la violencia machista”.

Eva Oliva se pronuncia en la misma línea y manifiesta que “las personas sin hogar con el que nos entrevistamos puso sobre la mesa las enormes carencias que sufre el sistema municipal de atención a este colectivo y nos transmitieron, por ejemplo, las enormes dificultades que sufren para adquirir medicamentos que les son absolutamente indispensables». Oliva mostró su preocupación “por la enorme inseguridad que sufren estas personas, quienes nos transmitieron lo duro que es vivir en la calle”.

Adelante Sevilla, en este sentido, considera “absolutamente viables” muchas de las propuestas que hace el propio colectivo de personas sin hogar y que reclama, como explica Sandra Heredia, “que los albergues se transformen en un recurso transitorio, orientado a integrar sociolaboralmente al colectivo y a orientarles hacia el acceso a una vivienda”. Oliva, por su parte, hace hincapié “en la necesidad de reforzar los servicios sociales comunitarios y de ofrecer una atención digna a las personas migrantes que están sin papeles y que tienen dificultades para acceder a estos recursos”.