Adelante cree que el Ayuntamiento de Sevilla “ya tiene herramientas para regular los pisos turísticos”

Susana Serrano insta a Antonio Muñoz, delegado de Turismo, a “no buscar excusas y modificar urgentemente el PGOU, tal y como han hecho Bilbao y Madrid, para poner freno a la proliferación incontrolada de viviendas turísticas”

 El pasado 9 de julio Susana Serrano, portavoz de Adelante Sevilla, y Antonio Muñoz, delegado del Área de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, mantuvieron una primera reunión en la que se abordó la necesidad de tomar medidas desde el Ayuntamiento de Sevilla para regular y limitar la proliferación de pisos turísticos en nuestra ciudad. Serrano, en este sentido, trasladó al delegado municipal la posibilidad de modificar el PGOU, tal y como han hecho las ciudades de Bilbao y Madrid, para limitar y controlar la implantación de nuevas viviendas turísticas. Muñoz se comprometió a estudiar la propuesta y a poner en marcha junto a Adelante un grupo de trabajo para analizar la posible regulación. Adelante sigue recabando información y trabajando en la línea acordada.

Sin embargo, el propio Muñoz ha afirmado en días recientes que ninguna otra ciudad española ha encontrado una fórmula para regular este fenómeno y que todos los intentos han acabado en los tribunales, señalando que “la base jurídica está en la normativa europea que sacraliza la libre competencia y acota cualquier limitación de las actividades económicas”. El propio Muñoz señalaba en este sentido que el problema de los pisos turísticos no debe servir para atacar “nuestra locomotora económica que, nos guste o no, es el turismo”.

La portavoz municipal de Adelante, Susana Serrano, se ha mostrado sorprendida por las declaraciones de Muñoz “puesto que en la reunión que mantuvimos ya hablamos de las regulaciones implantadas por Madrid y Bilbao”, que en este caso último además ha contado con el aval positivo de los tribunales de justicia. La edil de Adelante considera que “el gobierno local está utilizando la estrategia de esconder la cabeza como un avestruz y tirar la pelota al tejado ajeno para no responsabilizarse de su falta de iniciativa” y añade que “no sabemos si este gobierno local ha tenido durante los últimos cuatro años la intención de favorecer una burbuja inmobiliaria relacionada con el turismo o si simplemente lo sucedido es consecuencia de una falta de capacidad para tomar las riendas en este asunto”.

Serrano afirma que “para Adelante Sevilla es primordial poner en marcha medidas que regulen el turismo, especialmente los pisos turísticos, porque si bien consideramos el turismo como una industria importante para Sevilla, no es menos cierto que sin la regulación pertinente puede tener y está teniendo efectos negativos para la ciudad”. Tal y como reconocen las cifras oficiales –Registro de Turismo de la Junta de Andalucía-, los pisos turísticos superan en oferta de plazas a los hoteles de la ciudad, aún sin contabilizar las numerosas viviendas turísticas ilegales que hay en nuestra ciudad. Adelante espera que definitivamente este mandato sirva para poner coto a la proliferación de viviendas turísticas, que han encarecido sobremanera los alquileres y han modificado el rostro de distritos como Centro o Triana y cuyos efectos se dejan ya sentir en otros barrios de nuestra ciudad. Serrano añade que “en vez de especular sobre si los pisos turísticos tienen o no un impacto sobre la ciudad, tal y como ha hecho el delegado Muñoz, es urgente un informe riguroso que determine como ha sido ese impacto que para la mayoría de la ciudadanía es evidente”.

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco

Contrariamente a lo afirmado por Antonio Muñoz, los tribunales ya se han posicionado a favor de regular desde las competencias municipales el fenómeno de las viviendas turísticas. En este sentido, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco se posicionó a favor de la regulación puesta en funcionamiento por el Ayuntamiento de Bilbao, afirmando que “puesto que las viviendas de uso turístico pueden sustraer del parque residencial un número indeterminado de viviendas para destinarlas al uso turístico, uso completamente ajeno al residencial, no cabe desconocer que el planificador se halla legitimado e incluso obligado a promover la ordenación urbanística necesaria que concilie la satisfacción del derecho a la vivienda con el destino de determinadas viviendas al alojamiento turístico”. El propio TSJPV no solo cree no solo que los ayuntamientos tienen el derecho, sino también el deber de “preservar el derecho a la vivienda de la población afectada por la ordenación”.

Serrano adelanta que “si el gobierno municipal tiene previsto modificar el PGOU para regular los pisos turísticos, tal y como le hemos reclamado, contará con nuestro apoyo en el pleno municipal”. La portavoz municipal de Adelante entiende que “hace falta también una regulación de ámbito autonómico y estatal, pero el gobierno local de nuestra ciudad no puede utilizar eso como excusa para no hacer nada”. En este sentido, Serrano recuerda que durante el primer mandato de Juan Espadas “hubiera sido mucho más sencillo llegar a acuerdos con la Junta de Andalucía, gobernada entonces por Susana Díaz, pero el gobierno municipal prefirió mirar hacia otro lado”, por lo que Serrano espera que “la excusa no sea ahora que el gobierno de PP, Ciudadanos y Vox en la Junta le impide tomar las medidas que quisieran, porque se trataría de un ejercicio de hipocresía injustificable”.

La portavoz municipal de Adelante recuerda además que “Antonio Muñoz va muy tarde a muchos de los temas que a nivel de turismo quedan por resolver en nuestra ciudad, porque ni siquiera la propia Agencia del Turismo está funcionando como debiera, poniendo ya en marcha ese espacio de diálogo entre el propio sector turístico y la ciudadanía, especialmente los vecinos y vecinas que se ven afectados por fenómenos como el de la proliferación de pisos turísticos”.