Adelante denuncia “el oscurantismo y la falta de diálogo” del gobierno municipal en el Área de Recursos Humanos

Daniel González Rojas, portavoz adjunto de Adelante Sevilla, denuncia ante el Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía que el Ayuntamiento está incumpliendo su propia Ordenanza de Transparencia y Acceso a la Información

 Adelante se compromete ante las secciones sindicales del Ayuntamiento de Sevilla a “detener cualquier intento de privatización, como ya hicimos en los Presupuestos con Tussam y Servicios Sociales”

 Sandra Heredia, edil de Adelante Sevilla, alerta de que “la política de privatizaciones de este gobierno municipal puede amenazar aún más la cohesión social en nuestra ciudad”

 Daniel González Rojas y Sandra Heredia, ediles de Adelante Sevilla, se reunieron el viernes pasado con las secciones sindicales de CC.OO., SEM, UGT y CSIF en el Ayuntamiento de Sevilla para analizar la situación la plantilla municipal y la falta de información por parte del gobierno municipal tanto a los sindicatos como a la oposición y, en general, al conjunto de la ciudadanía. González Rojas, portavoz adjunto de Adelante, denuncia que “el Ayuntamiento de Sevilla está incumpliendo su propia Ordenanza de Transparencia y Acceso a la Información, la cual establece que el Ayuntamiento debe publicar periódicamente, cada 3 meses, una actualización de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del propio Consistorio”.

El Ayuntamiento, no obstante, no solo cumple su propia ordenanza, sino también, como explica González Rojas, “está incumpliendo el Catálogo de Información Objeto de Publicidad Activa, que aprueba la propia Junta de Gobierno municipal y que establece claramente que de manera trimestral hay que publicar no solo la RPT, sino una relación de qué puestos están vacantes, cuáles cubiertos y cuál ha sido el proceso de acceso a cada puesto de trabajo”.

El portavoz adjunto de Adelante Sevilla ya ha denunciado formalmente ante el Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía “este grave incumplimiento de la normativa que debería garantizar que los grupos políticos de la oposición, los propios trabadores municipales y la ciudadanía accedan a una información que es de su interés”. González Rojas cree que “la gestión en materia de Recursos Humanos es un auténtico desastre, pues al oscurantismo y a la falta de información hay que sumar una voluntad de no dialogar ni con la plantilla municipal, ni con los sindicatos, ni con el resto de fuerzas políticas”.

El edil de Adelante explica además que “Recursos Humanos se ha convertido en un auténtico cuello de botella para el Ayuntamiento de Sevilla y la mala gestión en esta área impide, por ejemplo, ampliar los recursos que se destinan a Servicios Sociales o a Parques y Jardines”. Daniel González Rojas denuncia que “Juan Espadas, en lugar de facilitar el diálogo, lo que está haciendo es poner más barreras” y que, en este sentido, “así es como están funcionando la delegada de Hacienda, la delegada de Recursos Humanos o el director general de Recursos Humanos”. “Las secciones sindicales se quejan, y con razón, de que no tienen un interlocutor claro y, mientras esto sucede y unos y otros se pasan la pelotita, la casa se queda sin barrer”, explica el portavoz adjunto de la confluencia de izquierdas.

González Rojas ha querido dejar claro que “para Adelante las privatizaciones van a ser siempre una línea roja” y ha querido dejar claro que “cuando negociamos el anterior presupuesto ya lo dejamos claro y conseguimos que el PSOE diera marcha atrás y desechara la idea de realizar privatizaciones en Tussam o en Servicios Sociales”.

En la misma línea se ha manifestado la también edil Sandra Heredia, quien ha manifestado que “si el PSOE quiere seguir alcanzando acuerdos con nosotras durante el actual mandato, debe renunciar a realizar cualquier tipo de privatización”. La concejala de Adelante ha explicado que “Adelante va a estar siempre al lado de la plantilla municipal y en la defensa de unos servicios públicos de calidad”.

“Cuando se firma un macrocontrato con empresas privadas para externalizar las funciones que antes realizaban empleados públicos de Parques y Jardines, por ejemplo, lo que acaba sucediendo es que se ofrece un peor servicio a la ciudadanía”, explica Heredia, “porque al final, la única fórmula para garantizar que nuestra ciudad cuenta con unos servicios públicos de calidad es garantizar que existe una plantilla que puede realizar estas funciones tan esenciales”.