Adelante denuncia que “el gobierno municipal se aprovecha de la pandemia para privatizar por la puerta de atrás una parte importante de los servicios sociales municipales”

Adelante cree que externalizar la atención telefónica de servicios sociales incumple el reglamento europeo de protección de datos y la Ley 9/2016 de servicios sociales de Andalucía

Sandra Heredia: “El gobierno municipal pretende vendernos como un gran avance la creación de un servicio de Whatsapp, cuando lo que se está haciendo de facto es privatizar la gestión de citas y la atención inicial a las familias con menos recursos”

Sandra Heredia, portavoz adjunta de Adelante en el Ayuntamiento de Sevilla, ha denunciado hoy que “el gobierno municipal ha comenzado ya de facto y por la puerta de atrás la privatización de una parte esencial de los servicios sociales municipales”. Heredia ha explicado que “el nuevo contrato suscrito con la empresa concesionaria del 010, por una duración de 4 años y por un importe de 7,4 millones de euros, externaliza y privatiza el Servicio de Información, Valoración, Orientación y Asesoramiento de los servicios sociales, asumiendo la empresa concesionaria unas funciones que hasta ahora realizaban profesionales del sector público”. Heredia lamenta que “el próximo 31 de diciembre se vaya a despedir a los trabajadores y trabajadoras del Programa de Dependencia y del conocido como Programa de Refuerzo y, en cambio, ahora nos enteremos de que se va a derivar hacia el sector privado la atención inicial y la gestión de citas de las familias que acuden a servicios sociales”.

La edil de Adelante Sevilla recuerda que “ya en 2019, en la memoria del borrador de los Presupuestos, que finalmente no se aprobaron, Juan Espadas incluía una partida de 300.000 euros para privatizar parte de la atención que presta servicios sociales”. La portavoz adjunta de Adelante Sevilla advierte que “esta decisión del gobierno municipal contraviene el reglamento europeo de protección de datos así como la Ley 9/2016 de Andalucía”.

Heredia explica que “en cada uno de los centros de servicios sociales municipales hay entre 400 y 1300 familias que llamaron al 010 y aún no han podido ser debidamente atendidas, mientras a este gobierno municipal no se le ocurre otra cosa que externalizar a una empresa privada parte de la gestión y despedir a profesionales que desde lo público hacen una labor indispensable”. La edil recuerda que “desde el inicio de la pandemia los centros de día siguen cerrados, no se están atendiendo casos de dependencia y las familias con mayores o personas dependientes están desesperadas porque no cuentan con los cuidados necesarios”. La edil cree que “en lugar de externalizar una parte importante de la gestión a nivel de servicios sociales, lo que hay que hacer es reforzar la plantilla para ofrecer un mejor servicio a aquellos vecinos y vecinas que más lo necesitan”. Sin embargo, Heredia denuncia que “este equipo de gobierno parece que lo que pretende es adelgazar la plantilla y convertir a los trabajadores y trabajadoras de servicios sociales en meros dispensadores de tarjetas de alimentos, sin poder atender a todas las familias que lo necesitan ni realizar una auténtica labor de intervención social”.

La portavoz adjunta de Adelante Sevilla denuncia que “ni los usuarios y usuarias ni los profesionales están de acuerdo con que el 010 sea una herramienta adecuada” y demanda que “aquellas familias que necesitan hacer uso de los servicios sociales puedan ser atendidas por auténticos profesionales, con respeto a su intimidad familiar y sin intermediarios”. Heredia cree que “los servicios sociales comunitarios no necesitan más experimentos por parte del gobierno municipal, sino más profesionales para dar respuesta a las demandas de la ciudadanía” y denuncia “que las tarjetas de Cruz Roja para que las familias vulnerables tengan acceso a alimentos ya se han agotado y con las tarjetas monedero disponibles no se puede ofrecer atención a todos los barrios de la ciudad”.