Adelante exige al gobierno municipal que garantice la financiación necesaria para que el Servicio de Ayuda a Domicilio no sufra un ERTE en abril

La edil Eva Oliva insta a Ayuntamiento y Junta a “garantizar equipos de protección individual para evitar nuevos contagios entre las trabajadoras y entre los usuarios y usuarias de este servicio esencial”

La inmensa mayoría de la plantilla del Servicio de Ayuda a Domicilio está conformada por aproximadamente unas 2.000 trabajadoras que, a pesar de no contar con equipos de protección individual adecuados a la función que desempeñan, han seguido trabajando y prestando un servicio esencial a un grupo de población muy vulnerable y expuesto a los efectos del Covid-19. Eva Oliva, edil de Adelante Sevilla, lamenta que “estas trabajadoras no cuentan todavía con el material que requieren para su labor” e insta tanto a la Junta de Andalucía como al Ayuntamiento de Sevilla a “garantizar los equipos de protección individual (EPIs) necesarios para evitar nuevos contagios entre las trabajadoras y entre los usuarios y usuarias”.

Oliva, en este sentido, ha mostrado su “preocupación por la salud de estas trabajadoras y, sobre todo, por la salud de los usuarios y usuarias que atienden, que son en su mayoría personas de edad avanzada”. Oliva explica que, “tal y como las propias trabajadoras nos han contado, aún no les han llegado materiales de protección suficientes y se están viendo obligadas a reutilizar batas desechables, que al final de cada jornada deberían ir a la basura para evitar nuevos contagios y que, sin embargo, se conservan para ser reutilizadas, algo que no es ni mucho menos aconsejable si se quiere evitar nuevos contagios”.

No obstante, no acaban aquí los problemas para las aproximadamente 2.000 trabajadoras de las cuatro empresas adjudicatarias de este servicio (Advaze, Domusvi, Claros y Clece), pues la plantilla teme, tal y como denuncia la edil Eva Oliva, “que puedan sufrir un ERTE a lo largo de este mes como consecuencia de un recorte en la financiación pública de este servicio esencial para las personas dependientes de nuestra ciudad”. En este sentido, la edil de Adelante Sevilla, recuerda al gobierno municipal que “en el Real Decreto por el que se declara el Estado de Alarma queda patente que la atención a las personas dependientes debe ser una prioridad” y exige, por tanto, al gobierno municipal que “garantice la financiación necesaria para que las empresas adjudicatarias de este servicio no realicen un ERTE, tal y como temen la plantilla”.

Eva Oliva cree que “las administraciones públicas no están poniendo en valor el gran trabajo que realizan las trabajadoras de la Ayuda a Domicilio” y reclama que este colectivo “cuente con las mismas medidas de protección que se prevén para todos los servicios considerados esenciales en estos momentos tan duros y complicados”. La edil explica que “por ejemplo, estamos reclamando, además de equipos de protección adecuados, que estas trabajadoras puedan utilizar los hoteles que se han habilitado para los profesionales que combaten el coronavirus”, porque “estas trabajadoras, después de realizar su labor sin los medios necesarios, han de volver a sus hogares”.

Oliva explica que “históricamente nunca se ha valorado como se debía la importancia de este servicio, que ha sido asumido siempre por subcontratas” y ha señalado que “nuestra formación seguirá exigiendo su municipalización”. No obstante, tal y como explica la edil de Adelante, “en este momento la prioridad es garantizar la salud y la seguridad no solo de estas trabajadoras, sino también de sus familias y, sobre todo, de los usuarios y usuarias a quienes atienden y que merecen seguir recibiendo una atención profesional en condiciones de plena seguridad”.