Adelante exige una alternativa habitacional para las vecinas de Cerro-Amate sobre las que pesa una orden de desahucio para este próximo miércoles

Claudia es víctima reconocida de violencia machista y tiene la tutela judicial de su hermana, a quien con una discapacidad psíquica del 69% le corresponde una plaza en un piso tutelado que aún sigue esperando  

 A pesar de que los Servicios Sociales municipales son conocedores de la situación desde 2015, y aún cuando Claudia reunía los requisitos para recibir la Renta Activa de Inserción, hasta la fecha no ha contado con ningún tipo de ayuda social

 Building Center, la inmobiliaria vinculada a la Caixa y propietaria del inmueble del que pretenden desahuciar a Claudia y a su hermana, ha suscrito diversos convenios de colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla en materia de vivienda

El próximo miércoles 19 de febrero, a las 9.30 horas de la mañana, Claudia y su hermana, que padece un 69% de discapacidad mental, habrán de abandonar la vivienda en la que residen, ubicada en la calle Nescania del distrito Cerro-Amate. Hasta allí se han desplazado hoy Daniel González Rojas y Sandra Heredia, ediles de Adelante Sevilla, para mantener un encuentro con Claudia y con los y las activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, que tratan de evitar el desahucio.

En 2015 Claudia, quien es víctima reconocida de violencia machista, ocupó una vivienda vacía que, ubicada en la calle Nescania, pertenecía a La Caixa. Habiéndose hecho cargo de la tutela judicial de su hermana, quien tiene una discapacidad psíquica del 69%, y sin tener empleo, esta fue la única alternativa que encontró en su día Claudia, quien acudió inmediatamente a los Servicios Sociales Comunitarios de Cerro-Amate para comunicar su situación.

Sin embargo, Claudia no ha recibido ningún tipo de ayuda, como la Renta Activa de Inserción a cuya percepción tenía derecho desde 2016 y en años posteriores como consecuencia de su situación económica. Tampoco ha recibido ninguna ayuda por parte de las administraciones su hermana, que según la Ley de Dependencia debería tener garantizada una plaza en un piso tutelado. En la actualidad Claudia tiene un trabajo temporal por el que percibe una remuneración muy inferior al salario mínimo y con la que no puede hacer frente a los gastos de un alquiler no protegido. La exigua pensión que recibe su hermana la ha invertido hasta la fecha en pagar el centro especializado al que acude a diario, habida cuenta de que siguen sin llegar las ayudas a las que debería tener derecho en virtud de la Ley de Dependencia. Claudia ha solicitado de nuevo a la Junta de Andalucía que valore la situación de su hermana y al menos le otorgue una plaza en un centro de atención diurna.

Daniel González Rojas, portavoz adjunto de Adelante Sevilla, denuncia “la terrible situación por la que están atravesando tanto Claudia como su hermana, sin que las instituciones hayan sabido estar a la altura”. En la misma línea se ha manifestado la también edil Sandra Heredia, quien cree que “una ciudad como Sevilla, con unos niveles de pobreza tan alarmantes como reflejan todas las estadísticas, debería tener más recursos para atender a quienes se encuentran en una situación como esta”.

González Rojas reclama “una solución habitacional para evitar que Claudia y su hermana tengan que atravesar por un proceso tan doloroso como es un desahucio” y pone el foco en que “estas dos personas llevan pidiendo ayuda desde 2015 y, pese a que en virtud de la Ley tenían derecho, nadie las ha ayudado”. El portavoz adjunto de Adelante Sevilla señala que “Building Center, la empresa que figura como titular de la vivienda, es una inmobiliaria propiedad de La Caixa con la que esta pretende lavar su imagen” y recuerda “que ha firmado para ello incluso diversos convenios de colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla”.

Heredia, por su parte, denuncia “el fracaso absoluto de los servicios sociales municipales y de EMVISESA a la hora de dar una respuesta a las necesidades de Claudia y de su hermana” y apunta que “lo más terrible es que hay muchas más personas que se encuentran en una situación muy similar, que por ley tienen derecho a unas ayudas que nunca llegan”. Heredia denuncia que “es una práctica habitual, tanto del Ayuntamiento como de las entidades bancarias, de apurar hasta el final para encontrar una solución, sin valorar el sufrimiento por el que atraviesan las familias”. “Esperamos que haya una solución antes del miércoles y que Claudia y su hermana no tengan que afrontar un desahucio”, asegura la edil, quien concluye afirmando que “si nadie paraliza este desahucio, Adelante Sevilla junto a la PAH y al barrio estaremos allí este próximo miércoles para evitar que se produzca”.