Adelante insta al gobierno local a implementar medidas que propicien mejoras salariales y laborales para las camareras de piso

La edil Sandra Heredia propondrá al gobierno municipal que impulse el sello de calidad ‘Hoteles justos’, que certifica a aquellos establecimientos hoteleros que cumplen criterios de calidad laboral y responsabilidad social

 Adelante quiere que el gobierno municipal de Sevilla implemente medidas que propicien mejoras salariales y laborales para los trabajadores y trabajadoras de la industria hotelera de nuestra ciudad. Por ello, Sandra Heredia, concejala de Adelante en el consistorio hispalense, aprovechará la Comisión de Control y Fiscalización al Gobierno para exigir que el Ayuntamiento impulse el sello de calidad ‘Hoteles justos’, creado por la Universidad de Málaga en colaboración con los sindicatos CC.OO. y UGT, y que certifica a aquellos hoteles y establecimientos turísticos que pagan salarios justos y cumplen escrupulosamente con los derechos laborales de sus trabajadores.

Heredia preguntará también al Delegado de Turismo, Antonio Muñoz, si “tiene conocimiento sobre las condiciones laborales y las reivindicaciones del personal que trabaja en el sector hotelero, y más concretamente de las camareras de piso”, las denominadas ‘kellys’, que, pese a cumplir una función imprescindible en la industria turística, perciben salarios de miseria. «El gobierno municipal no puede mirar hacia otro lado cuando las grandes empresas multinacionales hacen dinero en nuestra ciudad a costa de los derechos y de la salud de las trabajadoras”, explica Sandra Heredia. La edil de Adelante denuncia la situación de las camareras de piso, las kellys, “que apenas cobran tres euros a la hora por un trabajo imprescindible y en el que además se dejan su salud, padeciendo numerosas enfermedades profesionales que no se les reconocen”.

La edil recuerda que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, “no tuvo ningún pudor en ofrecer a diversos inversores internacionales un catálogo con todos los edificios y suelos municipales disponibles y en los que pretendía que se instalaran nuevos negocios hoteleros”. Sin embargo, “parece que Juan Espadas no se atreve a exigir a esas mismas multinacionales que paguen un salario digno a los trabajadores y sobre todo a las trabajadoras de nuestra ciudad”. Por ello, Heredia insta al gobierno local a “tomar medidas para fomentar unas condiciones laborales más justas para estas trabajadoras y promover así un turismo socialmente responsable”.

Sandra Heredia explica que “las camareras de piso, las kellys, constituyen un sector laboral fuertemente feminizado” y no entiende, por tanto, que “un gobierno local que dice ser feminista y de izquierdas mire hacia otra parte”. La edil cree que “es un error que el gobierno local apueste por un modelo turístico descontrolado”, pues “la riqueza que se crea en nuestra ciudad no se está quedando en Sevilla”.