Adelante lamenta “la oportunidad perdida con la ampliación del tranvía para hacer una ciudad más sostenible” y tiende la mano a Espadas para que recapacite

Daniel González Rojas, portavoz adjunto de Adelante Sevilla, reclama un tranvía “más participado, planificado, sostenible y económico” 

Adelante denuncia que el proyecto para el tranvía que se votará en el próximo pleno municipal se ampara en datos de explotación de la línea existente de hace 8 años y que se prevé un balance negativo hasta 2052 de más de 117 millones de euros

González Rojas critica que el proyecto acordado entre Espadas y Ciudadanos no prevé reducir tráfico privado y sí numerosos árboles que no se podrán trasplantar en otros lugares de la ciudad  

Daniel González Rojas, portavoz adjunto de Adelante Sevilla, ha comparecido hoy en rueda de prensa para analizar el Plan Especial para la ampliación del tranvía que, tras haber pasado por la Gerencia de Urbanismo, será votado en el próximo pleno municipal. El edil de Adelante ha reiterado “la necesidad de realizar una ampliación del tranvía más planificada y participada, más seria y rigurosa, más económica y sostenible”. González Rojas se ha referido a unas realizadas por Juan Espadas en mayo de 2016, cuando el entonces y todavía alcalde decía en un desayuno informativo que “apostar por el tranvía no significa renunciar al metro, pero que hay que pensar que los ciudadanos van a votar y a la hora de votar tienen que ver algo”. Para González Rojas “esta es la primera cuestión que hemos criticado, la falta de planificación”, pues este Plan Especial para la ampliación del tranvía no se recoge en el PGOU, ni en el plan de infraestructuras de 2020 y cuando Sevilla todavía no cuenta con un Plan de Movilidad. “Aunque el alcalde insista en que va a ampliar el tranvía hasta la Campana, la realidad es que en septiembre de 2022 llegaría únicamente al Corte Inglés y que, siendo muy optimistas, no llegaría a Santa Justa hasta mediados de 2024”.

El portavoz adjunto de Adelante ha explicado que “el Plan Especial tiene muchos puntos negros”, pues “usa datos de explotación de hace 8 años, porque con los datos actuales no saldrían las cuentas, habida cuenta de la pérdida de pasajeros”. Además, “en cuanto a la evaluación económica-financiera, se prevé un déficit para 2052 de más de 117 millones de euros” y “el Plan Especial mide el impacto ambiental en una estación que se ubica en la calle Pajaritos, en el Casco Antiguo, que nada tiene que ver con la contaminación que hay en la Avenida San Francisco Javier”.

González Rojas también ha lamentado la destrucción del arbolado que va a provocar el actual proyecto, puesto que aunque “el gobierno diga que se van a trasplantar todos los árboles y que se reducirá la temperatura 15 grados, pero la realidad es que solo se recoge el trasplante del 7,14% de los árboles”. El edil también ha echado de menos “en el documento la integración del tranvía con otros medios de transporte” que son utilizados a diario por los sevillanos y sevillanas.

El portavoz adjunto de Adelante también ha apostado por “un tranvía más económico” y ha denunciado “que a día de hoy no está garantizada la financiación de este proyecto”, cuando el gobierno municipal prevé “gastarse más de 30 millones de euros en llevar el tranvía hasta el Corte Inglés” y conectar así dos centros comerciales. “Otra cuestión a debate es el paso soterrado, en el giro que se hace en la avenida San Francisco Javier, cuyo túnel costaría 3 millones de euros para ahorrar solo 12 segundos de viaje” y ha lamentado que, “aunque ahora haya grupos que digan que este dinero no saldrá del bolsillo de los sevillanos y que se va a buscar financiación en Bruselas, entendemos que lo más lógico es realizar esta inversión en otros barrios que tienen mayores necesidad de infraestructuras”.

González Rojas cree que el actual proyecto “supone una oportunidad perdida para construir una ciudad más sostenible” y ha lamentado que Juan Espadas pretenda “vestirse de alcalde verde en Europa” cuando la ampliación del tranvía, tal y como se ha previsto, es poco o nada sostenible. El edil ha lamentado que “no solo no se amplía el arbolado, sino que se elimina, mantiene el mismo espacio para el vehículo privado, no aumenta el espacio para el peatón y va en contra de las propias recomendaciones del PGOU”. “¿Es verdaderamente sostenible apostar por el tranvía si no va a suponer ningún cambio en el espacio urbano, quitarle espacio al vehículo privado y dárselo al peatón?”, se ha preguntado González Rojas.

“Hay alternativa, porque el debate no es tranvía si o tranvía no”, ha asegurado el portavoz adjunto de Adelante, quien cree que “el debate es qué tranvía necesita la ciudad de Sevilla”. “Cuando hablamos de sostenibilidad, también queremos decir que creemos que esta inversión debería distribuirse entre los barrios de la ciudad y garantizar una verdadera red planificada de infraestructuras de movilidad”, ha explicado González Rojas, quien ha denunciado “el lanzamiento de titulares falsos que realiza el alcalde de Sevilla, pues lo que aprobamos este jueves es llevar el tranvía hasta el Corte Inglés”, contrariamente a las manifestaciones realizadas por Juan Espadas.

González Rojas ha anunciado su voto contrario al proyecto de ampliación en el próximo pleno. No obstante, el portavoz adjunto también ha querido dejar claro que Adelante tiene su “mano tendida” al actual equipo de gobierno para enmendar el actual proyecto y poner en marcha una ampliación del tranvía “sostenible, planificada, participada, rigurosa, seria y económica”.