Adelante pondrá en marcha un plan de emergencia y reforzará los servicios sociales para acabar con la Sevilla a dos velocidades   

Susana Serrano  se marca como claro objetivo lograr que Sevilla deje de encabezar cuanto antes el ranking de barrios más pobres del país.

Adelante Sevilla ha apostado este lunes por un Ayuntamiento que coloque en el centro de su acción política la lucha contra las desigualdades sociales y territoriales y que tome medidas contundentes para “acabar con la ciudad a dos velocidades que tenemos actualmente, donde conviven barrios de primera y de segunda”.

Así lo ha señalado la candidata a la Alcaldía de la confluencia, Susana Serrano, quien ha defendido que hay que cambiar el orden de las prioridades con las que PP y PSOE han venido gobernando la ciudad. Así, se ha comprometido a poner en marcha un programa integral de emergencia socio-laboral, destinado al rescate de los colectivos más desfavorecidos, y a reforzar los servicios sociales municipales para dar respuesta a las necesidades más urgentes de la población.

Serrano ha hecho este anuncio a las puertas del Centro de los Servicios Sociales de Los Pajaritos, uno de los barrios más pobres del país, y donde se da cita para dentro de tres o cuatro meses. Allí, acompañada por otros miembros de la candidatura, como Daniel González Rojas, Sandra Heredia, Esteban de Manuel y Antuan Vargas, la alcaldable ha abogado por un Ayuntamiento que “deje atrás a PP y PSOE, quienes han abandonado muchos barrios de nuestra ciudad, asolados por el desempleo, problemas de vivienda, inseguridad y falta de apoyo por unos servicios municipales que están desbordados”.

Por su parte, el número 2 de la coalición de izquierdas, Daniel González Rojas, ha asegurado que Adelante Sevilla reforzará y dará estabilidad a la plantilla de los servicios sociales, a través de procedimientos de consolidación generalizada, a fin de dignificar sus condiciones laborales y garantizar una atención de calidad a quienes se ven obligados a acudir a estos dispositivos municipales en busca de ayuda.

“No podemos seguir con unos servicios sociales saturados, donde no se cubren las bajas, donde se paralizan los programas y en los que se está dando cita para dentro de cinco o seis meses”, ha apuntado González Rojas, quien considera que esta “insostenible situación” resulta aún más inaceptable en una ciudad como Sevilla, que cuenta con siete de los 15 barrios más pobres de España.

En este sentido, la candidatura de confluencia promovida por Podemos, Izquierda Unida, Equo, Participa Sevilla, Izquierda Andalucista, Primavera Andaluza y Alternativa se propone también impulsar una red de comedores y cocinas sociales municipales descentralizados, gestionados directamente desde el Ayuntamiento o en colaboración con cooperativas y colectivos que apuesten por la economía social local y prioricen el consumo de alimentos ecológicos de proximidad.

Igualmente, desde Adelante Sevilla se comprometen a potenciar y a desarrollar los planes integrales dirigidos a combatir la emergencia y la exclusión social en las zonas desfavorecidas de la capital.En concreto, la confluencia pretende aumentar sustancialmente las ínfimas partidas que el gobierno de Juan Espadas (PSOE) viene destinando a estos programas y dotarlos de más transparencia y control público mediante la creación de una Dirección General específica que garantice un seguimiento por la población y grupos políticos de la oposición.

Esta nítida apuesta de Adelante Sevilla por combatir de raíz las desigualdades se completa con la creación de puntos de asesoramiento energético, repartidos en los distritos de la ciudad, para garantizar el derecho de acceso a los suministros básicos de agua, gas y electricidad a las personas y unidades familiares en situación de riesgo de exclusión. Todo ello con el claro objetivo de lograr que Sevilla deje de encabezar cuanto antes el ranking de barrios más pobres del país.

Finalmente, la número 3 de Adelante, Sandra Heredia, ha manifestado que “los problemas existentes en El Cerro los observamos también en otros barrios como Amate, Torreblanca o Polígono Sur, a los que los gobiernos del PP y del PSOE han abandonado. Hay que garantizar que en Sevilla, independientemente del barrio donde se nazca, no haya personas de primera o de segunda”, ha concluido.