Adelante quiere saber por qué el catamarán de limpieza del Guadalquivir lleva meses averiado mientras la suciedad se acumula en el curso del río y en sus orillas

Eva Oliva, edil de Adelante Sevilla, registra una batería de preguntas para saber por qué la embarcación que se usa para limpiar el río, y que fue adquirida por el Consistorio en los años noventa, pasa más tiempo en reparación que en funcionamiento

 El catamarán Anastasio Senra se encarga de la recogida de residuos flotantes, de la limpieza de las dos orillas del Guadalquivir y realiza además labores de filtrado y oxigenación de las aguas

A comienzos de los años noventa, coincidiendo con el mandato del alcalde Manuel del Valle, la Gerencia de Urbanismo adquirió por aproximadamente 50 millones de pesetas un catamarán para limpiar el curso del río Guadalquivir a su paso por nuestra ciudad. Desde entonces y hasta ahora esta embarcación, el catamarán Anastasio Senra (como fue bautizado), ha estado adscrita a Lipasam y ha prestado servicio a la ciudad para recoger residuos flotantes y para limpiar ambos márgenes del río. Sin embargo, el catamarán permanece más tiempo en el taller de reparaciones que en funcionamiento.

El grupo municipal de Izquierda Unida ya denunció en octubre de 2018 que la embarcación había permanecido averiada durante varias semanas. Actualmente y desde el pasado mes de agosto, el catamarán Anastasio Senra permanece en unos talleres de reparación ubicados en la localidad de Gelves, sin que se tengan más datos respecto a cuándo concluirán las labores de arreglo. Por ello, Eva Oliva, edil de Adelante Sevilla, registrará una batería de preguntas dirigida al gobierno municipal para conocer el estado del catamarán de limpieza del Guadalquivir y saber por qué lleva ya sin funcionar varios meses.

Tal y como la propia Oliva ha podido saber, “el curso de nuestro emblemático río lleva ya meses sin ser limpiado como debiera mientras los operarios de Lipasam recorren a pié las dos orillas del Guadalquivir para recoger los residuos que allí se acumulan”. Como explica la edil de Adelante, “la consecuencia de que el catamarán municipal de limpieza siga averiado está provocando que, pese a los esfuerzos de los trabadores de Lipasam, nuestro río y su entorno se estén degradando desde hace ya casi 3 meses”.

La propia Eva Oliva pudo comprobar en persona, tras recorrer el Paseo Juan Carlos I a la altura del puente de La Barqueta, como “la suciedad y los residuos se están acumulando en las orillas del río” y reclama al gobierno municipal “un plan de actuación para que un elemento tan importante para nuestra ciudad como es el río Guadalquivir no siga degradándose”.

Según ha podido saber Adelante Sevilla, fue la propia Capitanía Marítima la que exigió al Ayuntamiento de Sevilla que reparara el catamarán, habida cuenta de las carencias de una embarcación que ponía en riesgo la vida de sus tripulantes. Por ello, Eva Oliva reclamará al gobierno municipal que “se arregle como es debido, siguiendo todos los estándares de seguridad, el catamarán Anastasio Senra o que, dada la antigüedad de la embarcación, el gobierno municipal asuma la necesidad de adquirir una nueva”.