Adelante reivindica el antiguo Liceo Francés como espacio educativo transitorio y posterior Escuela Infantil Municipal

Susana Serrano reclama una urgente implicación de la Junta y el Ayuntamiento para que nadie se quede sin una plaza en un centro educativo del Casco Antiguo.

La concejala electa de Adelante Sevilla, Susana Serrano, acompañada de la edil de Participa Sevilla, Cristina Honorato, han visitado esta mañana las instalaciones del antiguo Liceo Francés de la calle Torneo. Un espacio que está catalogado como de uso educativo y que desde que se fue la institución francesa ha estado cerrado, mientras que podría albergar un centro transitorio hasta que construya el nuevo colegio de los Jardines del Valle y, posteriormente, transformarse en una Escuela Infantil Municipal.

Mientras el PSOE apuesta por transformarlo en la sede del distrito y no ofrecer ninguna alternativa a las familias que se han quedado sin plaza en los centros públicos del Casco Antiguo. Para Susana Serrano, “no creemos que un lugar tan idóneo como éste para un centro educativo se convierta en otra cosa. No nos olvidamos que han cambiado la normativa del PGOU para poder transformarlo” y albergar la sede del Distrito como quiere Juan Carlos Cabrera.

“Si el centro necesita más espacios vecinales y administrativos, ese espacio es la Gavidia”, según Serrano, que ha recordado que Juan Espadas quiere “subastarlo” al mejor postor para albergar otro hotel.

Más de 20 años sin espacios educativos

“Ningún gobierno, ni de PSOE, ni de PP, han conseguido dar una solución a la escasez y a la falta de plazas para colegios públicos del Casco Histórico. Este año, una vez más, 40 familias se han quedado sin poder llevar a sus niños en el sitio dónde viven. O se van fuera del Casco Antiguo o a un colegio concertado. Y es inadmisible”, ha reconocido Serrano.

Junto a Susana Serrano, también se encontraba Iria Soto, una de las personas afectadas y cuyo hijo no ha podido matricularse en un colegio público del Casco Antiguo. “Reivindicamos un nuevo espacio para que este año o el próximo como máximo haya un lugar en el centro, que nos posibilite la conciliación familiar”, ya que actualmente algunos de los menores excluidos tienen que trasladarse a 4 kilómetros de su casa. “El Liceo podría ser un buen sitio, está en buenas condiciones y ha sido un centro educativo hasta hace muy poco tiempo”, ha manifestado para concluir.