Adelante Sevilla apuesta por limitar las franquicias y grandes superficies para defender al pequeño comercio

La confluencia aboga por poner freno a otra de las consecuencias de la turistización y al modelo liberalizador que acaba con negocios tradicionales

Adelante Sevilla apuesta firmemente por limitar las franquicias en el centro histórico de la capital hispalense con la intención de defender al pequeño comercio, que se ve expulsado por la llegada de estos negocios que vienen de la mano de la turistización descontrolada que vive Sevilla.

Así lo ha anunciado este jueves el candidato número 2 de la confluencia, Daniel González Rojas, quien ha señalado que “el comercio minorista dinamiza la vida de los barrios, distribuye la riqueza y potencia la economía de la zona con productos locales creando capital social”. Sin embargo, el también portavoz de IU en el Ayuntamiento ha lamentado que este sector está viéndose seriamente amenazado actualmente por “la burbuja del turismo y la de los centros comerciales”, por lo que ha insistido en la necesidad de “mimarlo” con medidas que lo protejan y lo fortalezcan frente “al desembarco de las franquicias que desnaturalizan el centro histórico”.

En palabras de González Rojas, hace falta un “gobierno valiente”, que supere las promesas de “crecimiento a toda costa”, que haga frente a las multinacionales y franquicias, “que se empeñe en combatir el monocultivo turístico en nuestra ciudad y que atienda las demandas de todas esas familias a las que no les es fácil levantar la persiana de su negocio todas las mañanas”. Y es que la gentrificación, el fin de la renta antigua o la burbuja turística están provocando una subida de los alquileres de los locales comerciales “desproporcionada”.

En este sentido, el candidato de la confluencia ha avanzado que para hacer frente a las amenazas que en estos momentos encara el comercio minorista, Adelante Sevilla aboga por cambiar las ordenanzas necesarias para controlar la concesión de licencias en los locales que se queden vacíos, a fin de evitar la saturación en el centro histórico, y por realizar los modificaciones urbanísticas pertinentes para limitar el número de grandes superficies comerciales, como ya están haciendo otras ciudades.

De este modo, Adelante pretende implantar un sistema con el que controlar la concesión de licencias en aquellas zonas saturadas y fomentar así la llegada de otros negocios que complementen el centro y reduzcan los problemas asociados a la hostelería (como mayor nivel de ruido y ocupación de la vía pública) y a las multinacionales (pérdida de empleo y de identidad).

Además, Adelante Sevilla impulsará el asociacionismo para la creación de plataformas de ventas online; modificará el reglamento del Consejo Municipal de Comercio para que sea más ágil y más participativo; creará un “sello de calidad”; fomentará la transmisión de negocios a través del relevo generacional, evitando su cierre y proporcionando nuevos empleos; y dará la pelea para que se revise la Ley de Arrendamientos Urbanos y se frene la subida descontrolada de los alquileres a los comerciantes. A ello se le sumará “dos cosas básicas, si queremos una ciudad que cuide su pequeño comercio: la limpieza y la seguridad”, ha añadido Rojas.

“No podemos seguir haciendo las políticas de siempre, no podemos seguir modificando el PGOU bajo el canto de sirenas de los grandes inversores o seguir lamentándonos de que Sevilla pierde su comercio tradicional a costa de heladerías y hamburgueserías sin llevar a cabo políticas transformadoras que, desde lo local, hagan frente a un sistema para el que todo es negocio”, ha concluido González Rojas.