Adelante Sevilla denuncia que Espadas ha dado la espalda a la protección de la Algodonera de Alcosa y no apuesta por darle un mayor uso social y vecinal

Daniel González Rojas: “El gobierno municipal de Juan Espadas está rindiendo pleitesía a los grandes especuladores mientras da la espalda a las propuestas e iniciativas los vecinos y vecinas de Alcosa”

Durante las primeras décadas del pasado siglo XX, y al albor de la Exposición Iberoamericana, en Sevilla se desarrolló un característico movimiento arquitectónico, el Regionalismo, que fue capaz de fusionar las influencias de estilos como el Modernismo, el Art Noveau y el Racionalismo, con la tradición de los edificios mudéjares y barrocos sevillanos. Los dos arquitectos más conocidos de aquel periodo son tanto Aníbal González como su discípulo y también cuñado, Aurelio Gómez Millán. Daniel González Rojas, portavoz municipal de Adelante Sevilla, ha lamentado que “el edificio de la Cooperativa Agrícola Nuestra Señora de los Reyes de Sevilla, obra de Aurelio Gómez Millán, se haya quedado fuera del catálogo periférico de protección para edificios regionalistas”.

Daniel González Rojas y la portavoz adjunta de Adelante Sevilla, Sandra Heredia, han mantenido un encuentro con integrantes de la Coordinadora de la Federación de Entidades de Alcosa y con la Asociación de Geógrafos e Historiadores de Alcosa, quienes, como explica el portavoz municipal de Adelante, “han elaborado un documento, a petición del propio gobierno municipal, con una batería de propuestas para potenciar el uso de la antigua algodonera y para convertirla en un centro cultural y social para el barrio”.

El portavoz de Adelante Sevilla ya se interesó el pasado año por la situación de la Algodonera de Alcosa y, en el marco de la Comisión de Control al gobierno municipal, preguntó a este “si estaba en sus planes aumentar la protección del edificio y sentarse a negociar con la SAREB, el denominado Banco Malo que es propietario del inmueble, para aumentar los usos sociales y vecinales de un edificio importantísimo en la historia del barrio de Alcosa”.

Y, a pesar de que el propio gobierno municipal se avino a estudiar estas propuestas, el portavoz municipal de Adelante Sevilla explica que “ya se ha aprobado el Catálogo Periférico de edificios regionalistas y se han rechazado todas las alegaciones de la Federación de Entidades de Alcosa, quedando sin protección la antigua Algodonera”. González Rojas lamenta que “se ha perdido una oportunidad de oro para proteger el edificio y, al mismo tiempo, evitar la especulación de la SAREB, el denominado Banco Malo, cuyo único interés es obtener el máximo beneficio de la venta del inmueble”.

El portavoz municipal de Adelante Sevilla se ha mostrado bastante crítico con “un gobierno municipal que rinde pleitesía a los especuladores y da la espalda a las propuestas de nuestros vecinos y vecinas”. González Rojas considera que “es una auténtica barbaridad que, para facilitar los intereses especulativos de la Sareb, se haya dejado fuera del catálogo de protección un edificio tan emblemático como es el de la antigua Algodonera” y explica que, como la propia Federación de Entidades de Alcosa ha denunciado, “el gobierno municipal y la Gerencia de Urbanismo ni siquiera sabían que el edificio era obra de Aurelio Gómez Millán, uno de los arquitectos más ilustres de nuestra ciudad”.

González Rojas denuncia que “los argumentos para excluir a la antigua Algodonera del catálogo de protección periférico de edificios regionalistas es que se trata de una obra tardía de Gómez Millán”. El portavoz de Adelante Sevilla se pregunta si “¿Alguien se imagina que el Ayuntamiento de Barcelona dejara sin protección una obra de Gaudí, por ser de su periodo tardío? Porque eso mismo es lo que el Ayuntamiento ha hecho en Alcosa con una de las obras de Aurelio Gómez Millán, máximo exponente junto a Aníbal González del Regionalismo arquitectónico”.