Adelante Sevilla promete una oficina que garantice la accesibilidad con más inspecciones y mejor atención al público

La confluencia se marca el objetivo de lograr una ciudad 100% accesible mediante la puesta en marcha de una batería de medidas

Lograr una ciudad 100% accesible es uno de los ejes prioritarios de Adelante Sevilla. Por ello incluye en su programa electoral una potente batería de propuestas con las que busca revertir el retroceso que la capital hispalense viene sufriendo en esta materia y lograr que las personas con discapacidad funcional puedan desarrollar sus actividades cotidianas con “completa normalidad y en plano de igualdad con el resto”.

Es por eso que desde la confluencia promovida por Podemos, Izquierda Unida, Participa Sevilla, Equo, Izquierda Andalucista, Primavera Andaluza y Alternativa Republicana se comprometen a poner en marcha, en el primer año del próximo mandato, una Oficina Técnica de Accesibilidad real, que disponga de personal y presupuesto propios y que cuente con capacidad para recibir y dar curso a las demandas de la ciudadanía a este respecto.

Desde Adelante Sevilla entienden que la accesibilidad de los espacios públicos, edificios o establecimientos es una condición esencial para crear una ciudad habitable y, de modo muy especial, para las personas con diversidad funcional o movilidad reducida. Sin embargo, la apuesta del gobierno de Juan  Espadas (PSOE) al respecto “ha dejado bastante que desear” en este mandato que concluye, por lo que urge un Ayuntamiento “mucho más sensibilizado con esta cuestión”.

“La oficina que ha existido hasta ahora ha sido un auténtico fiasco, necesitamos un instrumento con medios y con personal suficientes, que supervise todas las obras realizadas en la ciudad y que, en el marco de sus competencias, aplique las sanciones correspondientes y rinda cuentas periódicamente ante el Pleno del Ayuntamiento y ante el Consejo Municipal de Atención a las Personas con Discapacidad”, indican desde Adelante.

Asimismo, la candidatura unitaria pretende ampliar el presupuesto del programa de ayudas para la instalación de ascensores, elaborar una guía práctica del comercio accesible y crear una línea de ayudas para este sector. También apuesta por aumentar el número de semáforos adaptados a las necesidades de las personas invidentes.

Y es que para conseguir una ciudad que cuide a sus vecinos es necesario realizar ajustes en sus espacios, edificios públicos (calles, colegios, centros cívicos, centros deportivos…) y en los servicios que presta el Ayuntamiento. Del mismo modo, hay que concienciar y visibilizar el problema para sensibilizar a todos los implicados.

Pictogramas en los edificios públicos y servicio de intérprete ILSE

Por eso, otra de las medidas que Adelante Sevilla contempla en su programa es la de señalizar con pictogramas y otros apoyos de accesibilidad cognitiva aquellos monumentos, edificios y servicios públicos que sean de interés general para así eliminar barreras comunicativas y facilitar la inclusión de las personas con alguna discapacidad intelectual o con Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Igualmente, la candidatura unitaria aboga por desarrollar una campaña dirigida a entidades privadas, comerciantes y asociaciones para que se adhieran a la iniciativa de los pictogramas y señalicen sus servicios o edificios. No en vano, desde Adelante Sevilla entienden que el fomento de la accesibilidad universal no puede ceñirse solo a la eliminación de barreras arquitectónicas, sino que pasa también por “convertir nuestros espacios en unos entornos comprensibles para todos y todas”

 De ahí que otra de las medidas que la confluencia se compromete a llevar a cabo cuando gobierne en la ciudad sea la de poner en marcha un servicio real de intérpretes de lengua de signos española (ILSE), con personal profesional y cualificado, ya que el que se ofrece actualmente desde las sedes de los distritos es bastante deficiente y precario.