Susana Serrano advierte que Espadas vuelve al “urbanismo de la improvisación y del pelotazo”

Apenas un mes después de las elecciones, Espadas impulsa proyectos urbanísticos que no casan con el actual PGOU y que no recogía en su programa electoral

En apenas unos días la opinión pública ha tenido conocimiento de que la Ciudad de la Justicia se ubicará en Palmas Altas, que el centro comercial Nervión podrá convertirse en una gran superficie comercial y que la rehabilitación de las Naves de RENFE, financiada con fondos europeos, habrá de esperar tras la cancelación del contrato suscrito entre el Ayuntamiento de Sevilla y la empresa adjudicataria. Para Susana Serrano, portavoz de Adelante Sevilla, “estas tres noticias que hemos conocido en las últimas horas dan perfecta cuenta de la falta de planificación y del urbanismo a la carta que está lastrando a nuestra ciudad”. Para Serrano, además, “es sintomático que apenas un mes después de las últimas elecciones locales conozcamos grandes operaciones urbanísticas de las que el señor Espadas no dijo nada durante la campaña electoral”.

Palmas Altas

La implantación de una gran superficie comercial en Palmas Altas significó durante la pasada legislatura una apuesta clara por las grandes obras faraónicas, incluso cuando estas iban en contra de lo dispuesto en el Plan General deOrdenación Urbana (PGOU), motivo por el cual Ecologistas en Acción interpuso una demanda. “Se nos decía”, analiza Susana Serrano, “que aquella operación urbanística permitiría crear empleo en nuestra ciudad”. Sin embargo, tal y como explica la portavoz de Adelante Sevilla, “en estas burbujas inmobiliarias de centros comerciales por cada puesto de trabajo precario que se creará se destruirán entre 1,5 y 3 empleos existentes”. La conclusión es que “el Ayuntamiento prefirió anteponer los intereses de un fondo de inversión privado, que solo buscan su propio beneficio, a las necesidades reales de nuestra ciudad y a la creación de empleo estable y de calidad”.

Esta semana, sin embargo, también conocíamos que el acuerdo alcanzado entre Ayuntamiento de Sevilla y Junta de Andalucía llevará la Ciudad de la Justicia también hasta Palmas Altas, pese a la oposición de todos los agentes sociales y a los graves problemas de movilidad que tiene la zona. La operación, además, tal y como señala la propia Serrano, “supone en la práctica un multimillonario rescate encubierto de Abengoa, que es quien más se beneficia de esta operación”. La portavoz de Adelante exige al Ayuntamiento de Sevilla que entable un diálogo con los vecinos y vecinas de la zona así como con los agentes sociales de la ciudad, que han manifestado su abierta oposición al proyecto.

“El Ayuntamiento de Sevilla vuelve a saltarse una vez más el PGOU vigente, que contó con la participación de la ciudadanía y que preveía el traslado de la Ciudad de la Justicia a otra zona que contaba con el preceptivo análisis técnico y donde el transporte público sí llegaba, algo que no sucede en Palmas Altas, donde se obligaría a la ciudadanía a ir en vehículo privado”, añade Serrano.

Nervión  

 Por otro lado, también esta semana se publicaba en el BOP la culminación de la operación urbanística que tendrá lugar en Nervión y que supondrá, una vez más, “una modificación a la carta del PGOU en contra del beneficio de la mayoría”. De esta manera, la recalificación de la parcela, que pasa de usos terciarios a gran superficie comercial, supondrá un inmenso beneficio para el propietario mientras que amenazará la diversidad de comercios, pues las salas de cine y pequeñas tiendas podrán ser sustituidas por superficies comerciales tipo Ikea. Esta operación especulativa, tal y como recuerda Serrano, “tuvo en la pasada legislatura nuestro voto en contra en la Gerencia de Urbanismo”.

Sin embargo, la modificación únicamente permite al Ayuntamiento de Sevilla obtener la titularidad de la plaza central de Nervión Plaza, que, totalmente rodeada por el centro comercial, difícilmente podrá tener un aprovechamiento público. Adelante Sevilla entiende que el cambio de uso supone “un auténtico pelotazo urbanístico del que el conjunto de la ciudad no se va a beneficiar cuando, sin embargo, ya suenan nombres de grandes empresas interesadas en comprar ese espacio con la nueva calificación”, tal y como denuncia Susana Serrano.

Naves de RENFE

También durante los últimos días hemos conocido que el Ayuntamiento de Sevilla, de mutuo acuerdo con la empresa concesionario, ha rescindido el contrato para la rehabilitación de las naves de RENFE ubicadas en San Jerónimo, que se iba a acometer con fondos europeos. De esta manera, la realización del proyecto se retrasará aproximadamente un año.

“Lo que ha sucedido con las naves de RENFE se relaciona directamente con la errónea política de adjudicación de contratos del actual gobierno municipal”, señala Susana Serrano. Es una práctica habitual del Consistorio aprobar aquellas concesiones con menor coste económico, sin tener en cuenta otros aspectos cualitativos como la capacidad real de las empresas adjudicatarias para realizar las obras. “De esta forma, muchas empresas presentan ofertas con un coste hasta un 40% inferior al precio de referencia y se suceden contratos fallidos”, explica la portavoz municipal de Adelante Sevilla, quien alerta de que “los vecinos y vecinas de Sevilla sufrirán un retraso de un año, pues ahora habrá que realizar un nuevo pliego de condiciones y una nueva licitación”.

A todo esto se suma que Juan Espadas durante la campaña electoral vendió las naves de RENFE como uno de sus proyectos estrella, cuando desde abril ya sabía que el contrato con la adjudicataria se tendría que suspender y estaba, por tanto, su ejecución en el aire.