Susana Serrano reclama protección para los edificios de la Expo92 y exige “un Plan Especial para que la isla de la Cartuja se convierta en el polo cultural del sur de Europa”

Adelante Sevilla se hace eco de las demandas de la Asociación Legado Expo Sevilla y pregunta al gobierno municipal si va a tomar medidas para defender el valor patrimonial del pabellón de la ONU, cuya demolición ha autorizado Urbanismo

Susana Serrano : “Juan Espadas no puede permanecer de brazos cruzados cuando Sevilla está perdiendo el legado y el valor patrimonial de la Exposición Universal de 1992”

Sevilla ha perdido durante los últimos años buena parte del patrimonio arquitectónico que la Exposición Universal de 1992 legó a la ciudad. En 2002 desapareció el pabellón de la Cruz Roja y tan solo un año después sucedía lo mismo con el pabellón de Bélgica. Y así, sucesivamente, en 2006, 2007 y 2008 se procedía a demoler los pabellones del Cine Omnimax, de Austria, de Checoslovaquia y de la Santa Sede, así como el añorado espacio del Palenque. La amenaza de derribo que pendía sobre el pabellón de Hungría, uno de los más emblemáticos de la muestra universal, obligó a la Junta a proteger el mencionado pabellón así como los de Andalucía, España, Finlandia, Kuwait y de la Navegación. Sin embargo, el resto de edificios de la Expo92 que aún perduran no tienen ninguna figura legal que los proteja y, de hecho, el pasado mes de mayo la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla autorizó la demolición del antiguo pabellón de la ONU para construir una residencia de estudiantes.

La edil Susana Serrano, quien esta mañana se ha reunido con la Asociación Legado Expo, lamenta que “Sevilla está perdiendo una parte muy importante de su historia reciente” y denuncia que “Juan Espadas permanece de brazos cruzados cuando desaparece el legado y el valor patrimonial de la Exposición Universal de 1992”. Serrano aprovechará la próxima sesión de la Comisión de Control al gobierno municipal para preguntar a Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, “si va a emprender alguna medida para proteger el valor patrimonial del antiguo pabellón de la ONU” y “si va a atender a la demanda ciudadana para proteger el valor patrimonial de los edificios que conformaron la Expo92”. Serrano reclama “la puesta en marcha de una figura legal que proteja este importante patrimonio, este trozo de nuestra historia reciente y que evite nuevas demoliciones”.

La edil recuerda que “el pabellón de la ONU fue obra del arquitecto sevillano José Ramón Rodríguez Gautier, quien tuvo que enterarse por la prensa que la demolición de su obra había sido autorizada por la Gerencia de Urbanismo”. Serrano, que hoy ha visitado las inmediaciones del edificio, lamenta “la pérdida de un edificio emblemático, que, con una fachada en piedra tallada, es una obra muy significativa para la ciudad”.

Serrano reclama además al gobierno municipal “un Plan Especial que culmine la integración urbana de un sector tan importante y significativo para Sevilla como es la isla de la Cartuja”. La edil ha mostrado su “plena coincidencia con la Asociación Legado Expo, que apuesta por que la Cartuja se convierta en el polo cultural más importante de todo el sur de Europa”. Serrano explica que “los mejores arquitectos y paisajistas de finales del pasado siglo XX dejaron su impronta en la isla de la Cartuja y es inconcebible que, desde entonces hasta ahora, se haya hecho poco o nada por proteger este patrimonio”.

La edil explica que “la Cartuja es un sector estratégico para nuestra ciudad y cuenta con elementos tan importantes como su paseo fluvial, que ofrece un espacio verde maravilloso al casco histórico norte de la ciudad, o las grandes superficies ajardinadas y para el paseo, que fueron obra de los mejores paisajistas”. Serrano, que reclama “protección para la arquitectura singular que existe en la Cartuja”, apunta que “en 2017 el Ayuntamiento elaboró un catálogo oficioso de los edificios que se conservan de la Expo92, pero ese listado no ha servido para protegerlos y, de hecho, Urbanismo sigue autorizando nuevas demoliciones”.

Serrano ha lamentado “el mal estado de conservación de muchos de los elementos más característicos que aún tenemos de la Expo 92, como la réplica del cohete Ariane 4 que se conserva”. La edil considera “un absoluto despropósito que en la actualidad Sevilla forme parte de la red de ciudades Ariane y que, sin embargo, la réplica que se conserva de este cohete espacial esté en tan malas condiciones de conservación”. Como explica Serrano, “el mal estado de conservación del mobiliario de la Expo 92, que se diseñó específicamente para la muestra y que fue obra de los mejores diseñadores, se está perdiendo con el paso del tiempo y ante la desidia municipal”.

“La Expo92 fue un momento decisivo para la historia reciente de Sevilla y no podemos permitir que el legado y el patrimonio arquitectónico que nuestra ciudad heredó de aquella exposición universal se pierda de la noche a la mañana”, ha sentenciado Serrano, quien recuerda que “somos muchas las generaciones de sevillanos y sevillanas que pudimos conocer lo que significó la Expo para nuestra ciudad, pero debemos preservar estos edificios para proyectar nuestra ciudad hacia el futuro y explicar a las generaciones más jóvenes el importante cambio que supuso esta muestra internacional para Sevilla”. “No queremos ruinas del futuro, sino que este importante legado se conserve y se proyecte hacia el mañana”, concluye la edil.